lunes, 12 de junio de 2017

La batalla de Otumba, episodio histórico recreado en 1887 por Manuel Ramírez Ibáñez




    La batalla de Otumba de Manuel Ramírez Ibáñez representa un episodio victorioso y decisivo de los conquistadores españoles sobre los aztecas, que les posibilitaría su entrada final en Méjico.
    El momento escogido por su autor es la conocida Batalla de Otumba, hecho histórico acaecido el 7 de julio de 1520, cuando las tropas de Hemán Cortés vencen a sus oponentes aztecas, pese a que les aventajaban en número tras la célebre "Noche triste".
    La contemplación de esta pintura nos brinda la desoladora imagen de un campo de batalla plagado de indígenas, heridos, muertos o que huyen, entremezclados con variopintos y rutilantes objetos del mundo azteca, - un trono, idolillos, armas, máscaras-, que han sido destruidos por los hispanos.
   El fondo del lienzo se nos muestra confuso y desdibujado, contribuyendo aún más, si cabe, a la acentuación de los efectos dramáticos que el cuadro nos trasmite. Frente al anonimato indígena, Ramírez Ibáñez opone la definitiva y envarada figura de Cortés sobre caballo negro flanqueada por tres de sus soldados vestidos con armaduras. Uno de ellos, le da el estandarte de plumas del jefe azteca, signo inequívoco de su victoria en la contienda.
    Siguiendo la crónica de Bernal Díaz del Castillo podíamos pensar que el militar que le entrega a Hernán Cortés el mencionado estandarte, pudiera tratarse de Juan de Salamanca. En cuanto a los otros militares, representarían los personajes de Cristóbal de Olí y Gonzalo de Sandoval.

   Fuente:
 -DOS PINTURAS DE HISTORIAS DECIMONÓNICAS RELATIVAS AL CICLO DE CORTÉS CONSERVADAS EN CANARIAS. María de los Reyes Hernández Socorro.


miércoles, 7 de junio de 2017

Juan Eslava Galán recoge mañana en Nápoles el premio de la V edición de los Cuadernos Iberoamericanos



    Mañana jueves ocho de junio, a partir de las 18.00 horas, el escritor arjonero Juan Eslava  Galán recibirá en Nápoles, en el Palacio Zavallos Stigliano, el premio de la V edición de los Cuadernos Iberoamericanos en el curso del acto presidido por el Profesor Emérito de La Sapienza di Roma, Giuseppe Tavani.
    No en vano, Juan Eslava Galán, es el autor de mayor venta de literatura de género histórico, publicada en Italia por Feltrinelli bajo el pseudónimo de Nicholas Wilcox.
   El jurado que le declaró acreedor a esta distinción estuvo compuesto por el citado profesor Tavani y los escritores Bernardo Atxaga, Alfredo Conde, Ramón Pernas, Marcos Giralt Torente, Rossana Balduzzi Gastini, Brad Epps, Raffaela La Capria, Bruno M.Damiani, Juan  María Alzina y Luisa Castro.
    El galardón otorgado al ilustre escritor arjonero es promovido por la prestigiosa  Revista “Cuadernos Iberoamericanos”, en colaboración con “Ámbito Cultural” del Corte Inglés y el apoyo del Instituto Cervantes de Nápoles.
     ‘Cuadernos Iberoamericanos’ es una revista bianual fundada en 1946 por Giovanni Maria Bertini, el padre del iberoamericanismo italiano. Durante décadas, estos Cuadernos  "han sido un instrumento de estudio literario y trayectorias interculturales”. La revista está dirigida a mundos del iberismo multiforme, tanto de habla portuguesa como de habla española. Entre los colaboradores históricos de los “Cuadernos de Iberoamérica” cabe destacar a los premios Nobel Gabriela Mistral, Pablo Neruda,Miguel Ángel Asturias, Juan Ramón Jiménez, Camilo José Cela, Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso como poeta e intelectuales de la talla de Benedetto Croce y Ramón Menéndez Pidal.
    La revista sigue cumpliendo esta ilustre tradición de contar entre sus colaboradores  más especializados en iberismo de más de cuarenta universidades de diferentes partes del mundo.
     
    Fuentes:

-Cuadernos  Iberoamericanos, V Edición. Nápoles, 2017.

  -Instituto Cervantes (Nápoles).
 La imagen de portada pertenece al archivo del Blog.

jueves, 11 de mayo de 2017

TAL DÍA COMO HOY DE 1293: Arjona incorpora a su jurisdicción el Lugar de Arjonilla




    Corría el año de 1293 cuando la entonces villa de Arjona tuvo ocasión de incorporar a su jurisdicción, tal día como hoy, 11 de mayo, a la aldea vecina de Arjonilla, lugar que desde muy antiguo había pertenecido al Reino de Arjona hasta mucho tiempo después de ganada la villa a los moros por el monarca Fernando III ‘el Santo’.
    El lugar de Arjonilla pertenecía como aldea independiente desde 1282, en que el rey Don Sancho la donó a su Capellán real, don Gonzalo Pérez, a la sazón, arcediano de Úbeda y abad de Santander.
    El señorío de Arjonilla, se mantuvo sólo durante once años, pues  el 11 de mayo del año 1293, el mencionado capellán formalizó la venta de aquel lugar, recibiendo del Concejo de Arjona la cantidad de ocho mil maravedíes y doscientos cahíces de cal, (1 cahíz era una medida de capacidad para áridos equivalente a 12 fanegas).
    La escritura de compraventa fue redactada por Domingo Martínez, escribano del Arcediano, en Pelpite, una cortijada situada entre Arjona, Arjonilla y Porcuna. Firmaron entre otros testigos, los hijos y clérigos a cargo de don Gonzalo Pérez, un alguacil de Porcuna, Domingo Estivan, y por la villa de Arjona, Ferrant y Sancho García.
    Durante más de dos siglos y medio, el Lugar de Arjonilla dependió jurisdiccionalmente de Arjona, y, si bien a lo largo de tan dilatado periodo de tiempo tuvieron sus roces y discrepancias, así como intentos del cabildo de Arjonilla para eximirse de la tutela arjonera, ésta no se materializó hasta mediados del siglo XVI, otorgada por el emperador Carlos V el 21 de marzo de 1553.

    Fuente: HISTORIA O ANALES DEL MUNICIPIO ALBENSE URGABONENSE O VILLA DE ARJONA. Autor: Martín de Ximena Jurado. Dep. legal: J-723-1996.
    La imagen de portada, (Antiguo castillo de Arjonilla) pertenece al Blog HISTORIA DE ARJONILLA de Ildefonso Rueda Jándula.

viernes, 5 de mayo de 2017

TAL DÍA COMO HOY DE 2001: Se inaugura junto a la torre de Sta. María un monumento al Rey Alhamar


    El día cinco de mayo de 2001 se inauguraba junto a la torre de Santa María el monumento al Rey Alhamar, obra del escultor granadino Cayetano Aníbal González. Consistía aquel en un busto de bronce con la efigie del fundador de la dinastía nazarí, colocado sobre pedestal de piedra, flanqueado éste por dos plataformas de diferentes alturas que recogen sendas lecturas alusivas al ilustre personaje arjonero y al propio acto, que estuvo presidido por la alcaldesa de la localidad, Carmen  Álvarez Arazola, los responsables de la Diputación Provincial de Jaén, Felipe López, y de la Delegación de Cultura de Granada, José Antonio Montilla, acompañados de representantes de diversas instituciones locales, alcaldes de la comarca, personalidades de las artes y las letras y un nutrido grupo de arjoneros.
    También se hallaban presentes el propio escultor, acompañado de familiares y amigos -entre ellos Francisco Izquierdo, destacado promotor de la iniciativa-, miembros ambos responsables del Taller de Grabado del Realejo de Granada.



    Las imágenes que ilustran esta entrada pertenecen al archivo del Blog.
    Fiestasantos 2001.

martes, 25 de abril de 2017

TAL DÍA COMO HOY DE 1559: El Concejo de la villa prohíbe la asistencia a la romería de la Virgen de la Cabeza bajo pena de 1000 maravedíes

    



     Para evitar el contagio de la epidemia de peste que asolaba por entonces diversos pueblos andaluces, el Concejo de Arjona, bajo la presidencia del alcalde mayor de la provincia de Calatrava en Andalucía, el bachiller Gonzalo de Herrera, adopta el 25 de abril de 1559 varias medidas de carácter profiláctico, entre ellas, “el cerrar cercas y portillos de la muralla y poner guardas en las puertas necesarias para el servicio de la villa”. 
    Se pretendía con ello que ningún forastero “de quien pudiera sospecharse que trajese contagio”  pudiera permanecer dentro del recinto interior de la villa e impedir la entrada, al mismo tiempo, a los indigentes que acudiesen a pedir limosna a cambio de recibir, eso sí,  una libra de pan para continuar el viaje. Ante la inminencia de la celebración de la romería de la Virgen de la Cabeza, se decidió tomar un acuerdo ciertamente disuasorio: prohibir a los vecinos de la villa acudir a la misma bajo la pena de 1000 maravedíes e impedir su entrada en el pueblo durante dos años.
     Hoy se cumplen 458 años de aquella decisión.


    Fuente: 
    -ANALES DE LA CIUDAD DE ARJONA. Santiago Morales Talero. Madrid, 1965.
    -La imagen de portada pertenece al archivo del Blog.