domingo, 21 de diciembre de 2014

Gastronomía de Navidad: Dulces: Roscos de vino caseros



      Los roscos de vino es un dulce típico tradicional y muy popular de estas fiestas navideñas que puede estar presente en cualquier mesa para poner el broche a una comida o para acompañar a una bebida caliente.             
      Es una propuesta de repostería nada complicada de elaborar a base de ingredientes bastante asequibles de conseguir.

      Ingredientes:
      -Un litro de vino blanco
      -Un litro y medio de aceite virgen extra
      - Medio kilo de azúcar
      - Raspadura de un limón grande
      - Harina
      -Agua con canela
      -Anís dulce
      -Azúcar glass

      Elaboración:
    Ponemos el aceite a calentar y una vez desahumado lo dejamos enfriar. (No es recomendable mezclar los demás ingredientes con el aceite caliente).
      A continuación, añadiremos la raspadura de limón, el vino y el azúcar y removeremos durante un minuto. Luego iremos añadiendo poco a poco la harina hasta conseguir, a base de remover sin parar con una cuchara de palo, una pasta homogénea y sin grumos.
      Dejaremos reposar la masa durante quince minutos.
      Luego espolvorearemos previamente con harina el lugar elegido para la elaboración de los roscos con el fin de evitar que la masa se adhiera y tomaremos porciones de la misma de unos 25 gramos, que estiraremos manualmente hasta darle forma alargada y cilíndrica. Para conseguir su forma circular uniremos los dos extremos.
     Una vez precalentado el horno, colocamos los roscos en una bandeja algo separados, pues al hornearse aumentarán de tamaño, y mantenemos en el horno a una temperatura de 175º durante veinticinco minutos.
      Por último bañaremos los roscos en agua mezclada con una pizca de canela o bien en anís dulce y rebozaremos con azúcar glass.

     La imagen de portada pertenece a cocinafacilisimo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario